Un gobierno INDIGNO

Autor: EJECUTIVA LOCAL DEL PARTIDO POPULAR
Fuente de la Fotografía: visioncoach.es

Apenas cien días después de llegar al poder, ya queda claro que los españoles sufrimos la imposición de un Gobierno INDIGNO, un Gobierno que no nos merecemos, entre otras cosas porque no lo hemos votado.

Pero además, es un Gobierno INDIGNO por la actuación de sus miembros. Apenas en unos días ya se vio que uno de sus miembros, el Sr Huerta, había sido condenado y por dos veces por defraudar a Hacienda. Luego se comprobó que la exministra de sanidad, Sra. Montón, plagió su trabajo fin de máster, y ahora hemos sabido que siendo Consellera de la Comunitat valenciana cargaba la compra de su ropa interior al erario público.

INDIGNIDAD ORIGINARIA

Por un lado, su indignidad es originaria. Este Gobierno nació de una alianza espuria entre un candidato fracasado que obtuvo los peores resultados de la historia de su partido, y fuerzas antisistema y antidemocráticas. Entre ellas destacan los amigos y continuadores de los terroristas de ETA, pero también las fuerzas que desde el Gobierno de Cataluña dieron un golpe de estado contra la Constitución y la unidad de España. A ellos se suma el apoyo de quienes pretenden para nuestro país un sistema totalitario equiparable al vigente en dictaduras como la cubana o la venezolana, que solo han llevado a sus pueblos pobreza, hambre y atropello de los derechos fundamentales como la libertad de reunión, asociación, de prensa o de elección de sus gobernantes. 

Por otro lado, ha quedado acreditado que el  presidente “Doctor” Sánchez, no solo también plagió partes de su tesis doctoral y de un libro que editó a medias con quien se afirma fue al verdadero autor de la fake-tesis, en base a la misma; sino que la evaluó un tribunal de amiguetes en el que alguno de los miembros incluso había publicado artículos plagiados en la referida tesis. 

Más tarde, hemos sabido que la ministra de Justicia, Sra. Delgado, con evidente homofobia, llamaba en privado “maricón” al actual ministro del Interior, y lo que es más grave, jaleaba, en lugar de denunciar, la creación de una red prostibular por un ex-policía para obtener “información vaginal” de   personas con altas responsabilidades empresariales, políticas o judiciales.

Por si todo esto fuera poco, se ha descubierto que el ministro Sr. Duque, también engañó a Hacienda creando una falsa  sociedad  inmobiliaria con la que adquirió su residencia habitual en Madrid y su chalet de vacaciones en Jávea, todo ello con el fin de evitar el pago de hasta cuatro impuestos diferentes y de aplicar deducciones de diversos gastos a los que no tenia derecho. Por su parte, el ministro Borrell, ha sido sancionado por la CNMV por uso de información privilegiada en la venta de acciones. Al lado de estas actuaciones, las mentiras de la ministra portavoz del Gobierno Sra Celaá, ocultando en su declaración de bienes hasta tres propiedades (un chalet en Guecho, un caserío en Álava y una  parte de un piso en el centro de Bilbao) parece una cuestión menor.

INDIGNO POR LAS POLÍTICAS QUE PRETENDE APLICAR

Pero este Gobierno es además indigno por las políticas que pretende aplicar. Sobre todo por su contemporización con los separatistas violentos que lleva al Vicepresidente Sr Ábalos a considerar como “asumibes” los ataques de los terroristas callejeros de los CDR a los ciudadanos, la Policía y el Parlament. 

Y es que esta indignidad se demuestra en toda la actuación del “Doctor” Sánchez y su equipo, baste el ejemplo del engaño a los valencianos al desentenderse de los problemas de la financiación de nuestra Comunidad que prometieron resolver, o la política informativa sectaria, que se ha aplicado y que se ha plasmado en la depuración de todos lo profesionales de RTVE que no eran de izquierdas. La censura de un programa de Informe semanal sobre el Sr Sánchez y la dedicación de otro a la entrevista y exaltación del preso golpista Oriol Junqueras, demuestran hasta qué punto la televisión pública se ha puesto al servicio del radicalismo podemita. 

Ahora anuncian unos Presupuestos Generales en los que subirán los impuestos y nos harán volver a la crisis, la ruina y el paro de la época de Zapatero. Por eso exigimos elecciones “ya”, para que el pueblo español decida sobre su futuro antes de que este Gobierno indigno y mentiroso arruine a nuestro país, poniendo en peligro la recuperación económica alcanzada gracias al esfuerzo de todos y a la determinación del Gobierno del Partido Popular que, por segunda vez, sacó a España de la crisis en la que las izquierdas la habían sumido.


Anuncios